La criolipólisis es un procedimiento dermatológico no invasivo para la eliminación de grasa corporal mediante la aplicación de frío. El método, desarrollado por científicos del Massachusetts General Hospital y de la Universidad de Harvard, en Boston (Estados Unidos), se sirve de un dispositivo con forma de placa que se aplica a la piel para enfriar los adipocitos (células grasas). La aplicación de frío los descompone gracias a la lipolisis. El procedimiento puede ser una alternativa a la liposucción, con la diferencia de que no es invasivo y no supone riesgo para el paciente.