LAFEMME cuenta entre su equipo con el Osteópata Roberto Filgueira.

Su pasión por este mundo comenzó como todas las cosas buenas, de casualidad. A lo largo del tiempo y tras años de dedicación y de un estudio que no cesa, ha hecho de esta profesión, su modo de vida.

Es realmente gratificante para Roberto, el poder ayudar a la gente a aliviar las dolencias que arrastran, en algunos casos, incluso desde años atrás, con las que conviven resignados.

Ese reconfortante sentimiento cuando consigue solucionar ese tipo de problemas y la forma en la que reaccionan l@s clientes, es lo que le ha llevado a la docencia.

Hoy en día, ha sido director de la Escuela de Masajes Trisquel donde ha impartido cursos y talleres de diversos tipos de masaje y técnicas englobados dentro de las Medicinas Naturales y Alternativas hasta formar parte del equipo de LAFEMME.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una disciplina englobada dentro de las conocidas como terapias/medicinas naturales y alternativas que, a través de un conjunto de técnicas manuales no invasivas, consigue aliviar distintos tipos de dolencias relacionados con la vida cotidiana, el trabajo y el deporte.

La osteopatía parte de una visión holística del cuerpo, donde todas las estructuras que lo forman se encuentran íntimamente conectadas; de modo que aquel problema que afecta a una de ellas se verá reflejado en las sucesivas, llegando también a afectarlas. Partiendo de esta premisa, los tratamientos osteopáticos se encaminan al alivio de la dolencia a través de la recuperación del equilibrio orgánico general, más que el alivio analítico del foco del dolor; es decir, busca incidir en la causa misma del dolor pues, el dolor en sí, no es más que el mecanismo que tiene nuestro cuerpo de decirnos que algo no se encuentra bien.

La base principal del tratamiento osteopático está constituido por diferentes técnicas de masaje y la corrección articular indolora, complementadas con ejercicios individuales de estiramientos y corrección postural.

¿Cómo es una sesión de osteopatía?

A pesar de que en una sesión, es muy posible conseguir unos resultados considerables y constatables, suele ser necesario realizar un mínimo de cuatro sesiones para que dicho resultado sea sostenible en el tiempo. Esto dependerá del tipo de lesión a tratar.

  • En la primera sesión realizamos la toma de datos pertinente y la valoración para determinar las causas del problema que le ha traído a mi.
  • Una vez localizada la causa del problema, procederemos a abordarlo con la técnica o técnicas que sean más adecuadas.
  • Posteriormente, realizaremos las correcciones articulares necesarias.
  • En sucesivas sesiones, comprobaremos la mejora y procederemos a reforzar el tratamiento y realizar los ejercicios más apropiados para reestablecer la completa funcionalidad.
  • También os recomendaré determinados cambios en aquellos malos hábitos posturales que os hayan conducido a la lesión.